Vigila lo que comes, y cuida tu corazón - Po0
167
post-template-default,single,single-post,postid-167,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,transparent_content,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Vigila lo que comes, y cuida tu corazón

La obesidad puede conducir al desarrollo de otros problemas de salud, incluyendo enfermedades como la diabetes y las enfermedades del corazón. Si no se trata, la obesidad entonces las enfermedades del corazón pueden ser mortales. La calidad general de la nutrición afecta el riesgo de desarrollar obesidad y enfermedades del corazón.

Los pacientes se clasifican como obesos si su índice de masa corporal supera ciertos niveles para su estatura y peso. El IMC normal para adultos es de entre 18,5 y 24,9, mientras que la obesidad es definida por un IMC de 30 o superior. Cualquiera de estos indicadores se hacen obvios cuando las enfermedades asociadas a la obesidad se manifiestan, comenzando por insomnio, dolores de espalda y articulaciones, sudoración excesiva y el agotamiento durante las actividades diarias.

La condición con el tiempo puede causar complicaciones como la enfermedad de la vesícula biliar y algunos tipos de cáncer.

Las enfermedades del corazón, una enfermedad cardiovascular, se produce cuando las funciones del corazón y los vasos sanguíneos se ven afectados. El término enfermedad cardiaca también abarca otras condiciones, tales como alta presión arterial, la arteriosclerosis, aterosclerosis, angina de pecho y accidente cerebrovascular.

Ahora que tenemos claro que puedes correr un alto riesgo de muerte a consecuencia de otras enfermedades que se derivaron del sobrepeso, es necesario comprender que la obesidad se debe principalmente a un desequilibrio en la ingesta calórica. Las calorías se refieren a la cantidad de energía que tu cuerpo obtiene de los alimentos que consume.

De modo que puedes convertirte en obeso como resultado de comer más calorías de las que tu cuerpo puede metabolizar.

Las enfermedades del corazón con frecuencia resultan a consecuencia del consumo de alimentos ricos en grasas, sodio y colesterol. La acumulación de grasa y colesterol en el cuerpo puede causar que tus vasos sanguíneos se congestionen. El exceso de sal en la dieta puede elevar la presión arterial a niveles insalubres.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.